Tú y mi sol de medianoche

Para sanar mis abrojos
solo me hace falta luz,
por eso que busco tus
fulgurantes bellos ojos,
besos en tus labios rojos
yo quisiera hacer derroche,
cuando por fin se amelcoche
la pasión que nos unió,
tan solo seremos yo,
tú y mi sol de medianoche.

 

Como un encendido sol

No tan solo es un derroche,
también es una tortura
no disfrutar tu figura
en la glamorosa noche,
vámonos sin meter boche,
lentos como un caracol,
a mezclar en un crisol
el frío fuego en que ardo,
por tí el corazón lo guardo
como un encendido sol.