Conocimiento sagrado

Conocimiento sagrado
que se eleva por los cielos
cae cual lluvia a los suelos
que el amor a fecundado
desde su vientre a brotado
la luz que convierte en día
la ignorancia vacía
para que su alma la evite
con un beso le transmite
toda su sabiduría

Buhos Besándose

Buhos Beso

Era una hermosa princesa

:: LEYENDA DEL RÍO COLORADO.
La Princesa Coyanco.

Era una hermosa princesa
cobrizo era su cabello
Coyanco su nombre bello
pero a su pueblo le pesa
las luchas y la incerteza
de lo que pueda pasar
han decidido llevar
a Coyanco sobre el lomo
a los pies del cerro El Plomo
donde tendrá que esperar

Donde tendrá que esperar
hasta que acabe la lucha
pero la espera fue mucha
ella no pudo aguantar
y la fueron a encontrar
cuando todo hubo acabado
sobre el río recostado
que al fin su cuerpo repose
desde entonces se conoce
como Río Colorado

Dedal de Oro: LEYENDA DEL RÍO COLORADO. La Princesa Coyanco.

Si eres bueno con la gente te tratan de pelotudo

Hablo con honestidad
hablo con el corazón
tan lleno de compasión
y tan lleno de bondad
pero la infame ciudad
te hace actuar de un modo rudo
el mundo te deja mudo
al ver que hay tanto inconsciente
si eres bueno con la gente
te tratan de pelotudo

De África a las plantaciones

De África a las plantaciones
caña, algodón y tabaco
me ven como hominicaco
por estúpidas razones
oprimen los corazones
hasta la decrepitud
durante mi juventud
curtí mis manos morenas
cosechando solo penas
viviendo en la esclavitud

I
Mi madre en la plantación
fue de día flagelada
por las noches fue mandada
a complacer al patrón
así fue mi concepción
a ella di mi gratitud
alcancé mi fortitud
y fui vendido de niño
me hizo falta su cariño
durante mi juventud

II
Durante mi juventud
me llevan dueños de fincas
a la tierra de los incas
comenzando mi inquietud
al ver que con prontitud
me amarraron con cadenas
comenzando mis faenas
para aquella gente fina
en la Hacienda La Molina
curtí mis manos morenas

III
Trabajé en el sur profundo
lleno de melancolía
una lágrima caía
hasta el mismo fin del mundo
de un continente fecundo
fueron abiertas sus venas
sometido a las faenas
el que no era exterminado
terminaba esclavizado
cosechando solo penas

IV
Cosechando solo penas
soñé con la libertad
vivo con la crueldad
del frío de las cadenas
pero con tus manos buenas
cuidaste de mi salud
a pesar de su virtud
el algodón no ha sanado
las heridas que he ganado
viviendo en la esclavitud

Despedida:
Al fin me estoy despidiendo
buscando un mejor futuro
sin cerca cadena o muro
que aten lo que estoy sintiendo
mucha gente esta sufriendo
con la esclavitud sexual
otros con lo material
esclavos del consumismo
emancípate a ti mismo
de la esclavitud mental

Memoria Chilena: La esclavitud negra en Chile (1536-1823)

Wikipedia: Esclavitud en Chile.

La actual Constitución de 1980, en su artículo 19.º, también rinde tributo a Infante en su redacción:

«Artículo 19.º: La Constitución asegura a todas las personas:
[…] 2°.- […] En Chile no hay esclavos y el que pise su territorio queda libre».94

BíoBíoChile: Periodista económico inglés: condiciones de trabajo en Chile son como la esclavitud del siglo XIX

NACIMIENTO, VIDA Y MUERTE DEL ESCLAVO PARAGUAYO

Brasil: “Kilombos”, historias de esclavos que atraviesan tres continentes

En fotos: esclavos de Brasil, entre la emancipación y la exclusión

El distrito de La Molina

(…) Recordemos también que la tradición dice que, desde los tiempos coloniales hasta los primeros años de la República, los esclavos que eran llevados a la hacienda de La Molina eran sometidos a duras tareas; supuestamente recibían despiadados castigos que dieron origen al conocido pan-alivio A la Molina que en su estribillo dice: “A la Molina no voy más porque echan azote sin cesar”.(…)

Cruce: ¿Quién es esclavo?, por Sonia Cabanillas.

La esclavitud africana en Bolivia

HERMANOS SANTA CRUZ- RITMOS NEGROS DEL PERU (Décimas) 1990

Nicomedes Santa Cruz – Ritmos Negros del Perú

Esclavitud - esclavos-1

Esclavitud - Esclavos 02

HD-SN-99-01768

Esclavitud - Prostitutas

Esclavitud - Esclavitud Moderna

Me dañaste el corazón

Tan solo estaba chispeando
pero tú con tu porfía
me dijiste que llovía
para andarme contrariando
no se en que estaba pensando
que no te dí la razón
pero fue mi perdición
que fue por partida doble
no importó lo puro y noble
me dañaste el corazón

La décima que arremete

La décima que arremete
de ambos lado del macizo
andino estremece el piso
este martes veintisiete
desde muy temprano vete
preparándote ese día
pues dicen que dios nos cría
y nosotros nos juntamos
la vida la improvisamos
con canto y la poesía