Sobrevivir no es delito

Si cultivo mi comida
yo tendré alimentos sanos
así con mis propias manos
iré moldeando mi vida
para encontrar salida
y aquello que necesito
junto a la tierra palpito
palpito junto a la tierra
no es terrorismo ni guerra
sobrevivir no es delito

 

Sobrevivir No Es Delito

No me dejes olvidarte

Te alejas en la distancia
perdida en un mar de niebla
el pecho de me despuebla
de tu embriagante fragancia
ciego por tu rutilancia
nunca he podido acercarte
solo he podido encontrarte
en un verso una canción
por que eres mi inspiración
no me dejes olvidarte

— Acción Poética (@LaPoeticaAccion) diciembre 11, 2013

 

Soltemos los celulares mirémonos a los ojos

De la casa o del trabajo
en la micro o en la calle
a muchos en este valle
los observo cabizbajo
por andar pelando el ajo
lidiando con los enojos
para sanar tus abrojos
para sanar tus pesares
soltemos los celulares
mirémonos a los ojos

Vale la pena esperar

Segundos se hacen minutos,
los minutos se hacen horas,
cuando mi alma no decoras
todo se viste de luto,
relativo o absoluto,
el tiempo debe pasar
para volver a encontrar
los labios que no he besado,
mas para estar a tu lado
vale la pena esperar…

Vale la pena esperar
Cuando el sentimiento es puro
No sirve mucho el apuro
Ni la intención de apurar.
Que el próximo despertar
Sea alegre en lo absoluto
Se disfrute de aquel fruto
Cual semilla tu dormiste
Cuando esta frase dijiste
Segundos se hacen minutos.
– Juanin Juanharry –

Faltas y todo me sobra

Yo me acerco, tu te alejas,
te hablo y tu guardas silencio,
esta noche me sentencio
a abrir las heridas viejas,
encerrado tras las rejas
un sentimiento zozobra,
aqui en mi pecho se ensobra
el recuerdo de tus ojos
aumentando mis abrojos,
faltas y todo me sobra.

Yo no creo en el destino pero contigo dudé

Me dirijo a trabajar
nadando en un mar de gente
con mirada indiferente,
pegada a su celular,
se cruzó nuestro mirar,
lentamente me acerqué
pensando en lo que diré
mas seguiste tu camino,
yo no creo en el destino
pero contigo dudé.

Tiene café en la mirada, por eso me quita el sueño

Me gusta cuando murmura,
su susurro me provoca,
brota la miel de su boca
que me embriaga con dulzura;
es sabrosa confitura
con ese sabor sureño
y frente al calor de un leño
la once ya esta preparada,
tiene café en la mirada,
por eso me quita el sueño.