Me toca un recuerdo leve
que me enciende como un leño
recuerdo ser un pequeño
jugando sobre la nieve
en la plaza que remueve
el mar de mi corazón
se evapora a un nubarrón
y hasta las montañas vuelan
cuando llueve allá se quedan
añoranzas del cajón