Coplas sueltas

Egoísta es la mujer
que anda escondiendo su espalda,
que al subir las escaleras
se anda afirmando la falda.

Viajé en el metro apretado,
no podía respirar
y con la dama del frente
nos tuvimos que casar.

Transportes motorizados
no nos dan ninguna tregua,
tantos caballos de fuerza
y a mi me gustan las yeguas.