Hoy salgo a gritar yo porque mi hija ya no puede hacerlo

Llama al llegar a la fiesta
llámame al llegar a casa
llámeme por si algo pasa
llámame y tendrás respuesta
no llamar a alguien le cuesta
la vida eso hay que entenderlo
tenemos que detenerlo
para que a nadie mas ahorque
hoy salgo a gritar yo porque
mi hija ya no puede hacerlo

Necesito que te importe

Que te importe si es que viste
a una persona cualquiera
que de pronto se asincera
y te dice que esta triste
que te importe si es que insiste
en dar a su vida un corte
que su palabra te exhorte
a ayudarlo a encontrar paz
para que no sufran mas
necesito que te importe

Necesito que te importe
Supongo que si mi tío hubiera tenido menos miedo de todo, habría intentado matarse también. Quizás se hubiera tirado de algún edificio como el Costanera Center, o se hubiera arrojado al Metro en plena hora punta y yo tendría que estar leyendo o escuchando comentarios del tipo “¿no podía tirarse a otra hora?”. Para mi su muerte fue un llamado de atención sin retorno: ya no puedo pasar de largo si veo a alguien llorando en la calle, ya no puedo quedarme tranquila cuando algún conocido o conocida dice que se siente mal, aunque lo diga medio en talla.
Loreto Montero
Por Loreto Montero / 10.02.2019

Siempre tendremos París

Miro con admiración
mientras fumo sin apuro
como se forja el futuro
en la calle y un balcón
siempre habrá revolución
uniendo cada matiz
la conciencia echa raíz
luchando con dignidad
siempre por la libertad
siempre tendremos París

Acaso no es esto una buena película francesa??
Un cigarrillito, un palito en el balcón y una revuelta callejera…
todo ocurriendo al mismo tiempo!!
VIVE LA FRANCE 🇫🇷

Ahora solo tú mi dios ahora solo tu en mi vida

Gracias Ángel por haber
escuchado mis lamentos
pidiendo que mis tormentos
los pudieras detener
gracias por hacerme ver
que existía una salida
ahora ya no estoy perdida
ahora solo oigo tu voz
ahora solo tú mi dios
ahora solo tu en mi vida

ahora solo tu en mi vida by Imágenes Al Viento on 500px.com

“Gracias Ángel mio por haber escuchado mis lamentos en los cuales te suplicaba se acabara este dolor tortuoso que afligía a mi corazón. Gracias por haberme arrancado de una vez este triste corazón. Ahora ya no mas dolor, ahora ya no mas tristezas, ahora ya no mas nadie en mí, ahora solo tu, mi dios, ahora solo tu en mí vida
Rocío Caballero -Julio 2002”