Cuatro vicios irascibles
de ocho pasiones malvadas
primero fueron nombradas
para no ser permisibles
de ocho pecados visibles
uno se unió a la pereza
pero ha sido la certeza
lo que a responder me invita
lo que le pasa a lupita
Lúpê es raíz de tristeza

El monje Evagrio Póntico (345-399) escribió en griego Sobre los ocho vicios malvados, una lista de ocho vicios o pasiones malvadas (logismoi en griego) fuentes de toda palabra, pensamiento o acto impropio, contra los que sus compañeros monjes debían guardarse en especial. Dividió los ocho vicios en dos categorías:3​

Cuatro vicios hacia el deseo de posesión:
gula y ebriedad (Γαστριμαργία, gastrimargia: “gula y ebriedad”).
avaricia (Φιλαργυρία, philarguria: “amor hacia el oro”).
lujuria (Πορνεία, porneia, lujuria, “amor a la carne”)
vanagloria (Κενοδοξία, kenodoxia, “vanagloria, vanidad, egolatría”)
Cuatro vicios irascibles, que ―al contrario que los concupiscibles―, no son deseos sino carencias, privaciones, frustraciones.
ira (Ὀργή, orgè: cólera irreflexiva, crueldad, violencia).
pereza (Ἀκηδία, acedia: depresión profunda, desesperanza).
tristeza (Λύπη, Lúpê, tristeza)
orgullo (Ὑπερηφανία, uperèphania), orgullo, soberbia.