Las tres llamas del amor

Debe partir como un juego
con miradas sugerentes
con unos besos urgentes
que puedan prender el fuego
y lo que seguirá luego
debe sentirse mejor
abrazados al calor
de unas caricias lascivas
siempre se mantendrán vivas
las tres llamas del amor