Un ojo dejé admirando

Un ojo dejé admirando
mi parcela en La Serena
el otro pasa la pena
por Puerto Montt anidando
mi pie va de vez en cuando
a mi porteña cabaña
la nieve mi voz empaña
en mi hogar en Farellones
y en Santiago con canciones
me gusta pasar la caña

Cristián Monckeberg en el país de los conchetumadres

Ministro de Vivienda: La mayoría de los chilenos somos propietarios; la casita, dos departamentos