Yo no creo en el destino pero contigo dudé

Me dirijo a trabajar
nadando en un mar de gente
con mirada indiferente,
pegada a su celular,
se cruzó nuestro mirar,
lentamente me acerqué
pensando en lo que diré
mas seguiste tu camino,
yo no creo en el destino
pero contigo dudé.